logotipo

Cortinas antiturbidez

Descargar dossier

Permiten controlar posibles episodios de turbidez (sólidos en suspensión) y/o concentración de sal, confinándola en un espacio reducido, y protegiendo zonas adyacentes del impacto visual y riesgo hacia la flora y fauna acuática que estas situaciones originan

Aplicaciones en obras en puertos, dragados, emisarios submarinos, proyectos de remediación de ríos y lagos, obras marinas o fluviales, plantas desaladoras, etc

La instalación de cortinas también ofrece la posibilidad de contener el paso a especies invasoras (algas, plantas exóticas, medusas, especies marinas, etc), así como sólidos y líquidos flotantes no deseables, protegiendo y preservando la costa y zonas sensibles o de interés.

CORTINAS ANTITURBIDEZ

CORTINAS ANTITURBIDEZ

CORTINAS ANTITURBIDEZ

 

Las cortinas antiturbidez, son estructuras flexibles que se extienden de forma vertical desde la superficie del agua hasta una determinada profundidad.

 

Normalmente de material flexible, tejido de vinilo, con una flotación en la parte superior y una cadena de lastre a lo largo de la parte inferior.

 

Normalmente se coloca un cable de tensión en la cortina por encima o justo por debajo de los segmentos de flotación (tensión superior) para absorber las corrientes y turbulencia hidrodinámica.

 

CORTINAS ANTI-TURBIDEZ

 

 

 

IMPACTO DE LA TURBIDEZ

 Las altas concentraciones de partículas en suspensión en el agua pueden:

A) Modificar la penetración de la luz,

b) Provocar que las lagunas y bahías de poca profundidad se cubran más rapidamente.

C) Sofocar habitats bénticos(del fondo del cuerpo de agua) impactando tanto en los organismos como en los huevos.

Si la penetración de la luz se reduce significativamente, la reducción de la fotosíntesis también puede dar lugar durante el día a una menor liberación de oxígeno en el agua.

Las partículas de limo, arcilla y otros materiales orgánicos que se precipitan en los fondos, pueden sofocar las larvas recién eclosionados y rellenar los espacios entre las rocas que podrían haber sido utilizados por los organismos acuáticos como hábitat. y potencialmente interferir con las actividades de alimentación de partículas.

La existencia niveles de turbidez altos durante un corto período de tiempo puede no ser significativo y puede ser incluso un problema menor en comparación a un nivel más bajo que persista durante más tiempo.

 

TIPOS DE CORTINA

TIPO I

Para aguas tranquilas (Lagos, estanques)

TIPO II

Para aguas movidas (Arroyos, desembocaduras de canales, lagos y rios)

TIPO III

Areas de mareas (agua en movimiento en ambos sentidos)

Créditos: Daclub